Ultimos comentarios:

El fenómeno Cornudo Consentido según el Dr. Cherry Lee.

 Encontré esta entrevista al Dr. Cherry Lee sobre este fenómeno, y he encontrado interesante compartirla (disculpar la traducción. He intentado hacerla lo mejor posible):


El Dr. Cherry Lee ha dictado conferencias y publicado en el área de la psicología analítica, y desarrolló uno de los primeros sistemas electrónicos para el análisis del comportamiento humano cuantitativo. Comenzó su trabajo de asesoramiento por los principales grupos de terapia gestalt. Aparte de esto, sus varias décadas de experiencia profesional se ha limitado a temas urbanos y sobre temas relacionados con las mujeres.

¿Qué ha impulsado el fenómeno "Cornudo Consentido"?

Aunque las motivaciones para el cornudo esposo y la hotwife realmente cubren un amplio espectro, aquí vamos a cubrir algunos de los más comunes. En primer lugar, el marido puede sospechar que su mujer está interesada en experimentar sexo con otra persona. El valora la relación y no quiere poner en peligro las cosas, porque el engaño y el secreto que normalmente acompaña a la infidelidad así lo provoca. En resumen, que quiere conocer y aprobar cualquier relación sexual fuera del matrimonio, e incluso tener un poco de control sobre él. El marido cornudo quiere que los encuentros sexuales de su mujer con otro hombre sean sólo para el sexo, sin enredos emocionales que amenacen el matrimonio. En este sentido, es similar a las actitudes sobre el sexo extramarital que ahora hay en manos de muchas de las personas más jóvenes en Japón.

Los medios de comunicación suelen tachar a las mujeres hermosas y deseables como a la vez sexys y con tendencia a tener relaciones sexuales. Considerando que este tipo de mujer era considerada una "mujer liberal" o incluso una "puta", en algunas mentes ahora parecen representar un nuevo estándar "liberal". Algunas mujeres solían alardear acerca de cómo se podría evitar el sexo marital, y a pesar de la opinión de algunas feministas radicales, esas mujeres están ahora seguras de que estos hombres son los que odian a las lesbianas, o simplemente tienen problemas personales. Ahora, muchas mujeres encuentran una cierta excitación en ser vistas como sexualmente liberadas. Para algunas, especialmente algunas mujeres mayores, puede haber una gratificación del ego si todavía se las ve como sexualmente deseables - incluso discretamente promiscuas.

Mientras se mantiene la seguridad de la relación primaria, es posible que se deleiten en la experiencia de la libertad sexual. Al mismo tiempo, el marido cornudo quiere que su esposa parezca una dama en público. Sin embargo, entre los hombres selectos, quieren que las esposas sean conocidas como "calientes." Aunque este tipo de mujer era considerada una amenaza a los maridos - y lo sigue siendo para la mayoría - los hombres psicológicamente más seguros creen que son mas sanos y bien adaptados si la mujer disfruta del sexo, y tiene el derecho de ser tan abierta con los hombres. Además, los esposos participan y se enorgullecen de ser lo suficientemente seguros como para convivir con una "hotwife". Incluso pueden presumir a otro hombre acerca de cómo su esposa le encanta el sexo y no puede tener suficiente con él.

Está implícito en el comentario que es el marido el que no tiene ningún problema con esto, y que, de hecho, piensa que su esposa es bastante "caliente." En muchos casos, el sexo dentro del matrimonio ha aumentado en lo aburrido y rutinario y el marido puede obtener emoción extra de ver (a veces literalmente) cuando su esposa permanece sexualmente activa. Muchas mujeres se dan cuenta de que otras mujeres regularmente disfrutan de "buen sexo", y aunque muchas mujeres han crecido clásicas sobre el sexo en su matrimonio y se muestran reacias a probar cosas nuevas, estas barreras caen con frecuencia con las expectativas de nuevas parejas sexuales.

Con los nuevos hombres parece que el deseo tácito de "no defraudar" y "ser bueno en la cama va inluido. A pesar de que puede haber empezado a tener dudas acerca de su deseo sexual, como hotwife ella probablemente encontrará que los hombres están más interesados ​​en ella. Para algunas mujeres esto puede constituir una especie de nuevo "despertar sexual".

Esta transformación puede ser muy perturbadora para un marido que no está preparado para manejar la situación. En algunas culturas (sobre todo anglosajonas) una mujer puede usar una pulsera en su tobillo derecho para decirle a los hombres que es una hotwife. Una vez vista como una hotwife, puede coquetear con los hombres selectos, dejando en claro que ella está disponible para el sexo, si ella acepta.

¿Las mujeres como objetos sexuales?
 
Muchas mujeres sienten que el ser hotwife convierte a una mujer en un objeto sexual. Esto parece basarse principalmente en la premisa de que disfrutar del sexo es una prerrogativa solo masculina. Sin embargo, más y más mujeres están descubriendo que esto no es así.
La mayoría de las mujeres han vivido sus vidas tratando de actuar "como mujeres inaccesibles" y rechazando a "hombres que tienen solo una cosa en sus mentes."

Esto es a menudo reforzado por la emoción que rodea a los aspectos culturalmente tabú de las mujeres casadas que tienen relaciones sexuales con otros hombres. Todo ello sin perjuicio de que un cornudo esposo suele ser la idea de que es un marido que no conoce los asuntos femeninos de su esposa, sino que incluso es estimulado sexualmente mediante la visualización de otro hombre teniendo relaciones sexuales con su esposa.

De acuerdo con un esposo, "tuve que cambiar realmente mi punto de vista acerca de cómo se supone que es una mujer, sobre todo con los hombres que se enteran que ella es 'fácil'. El hecho es que, en lugar de ser avergonzado o estar a la defensiva, ahora le gusta alardear acerca de cómo a ella le encanta el sexo, y luego casualmente mencionar que está seguro que lo hace muy diferente a la mayoría de las esposas ".
De acuerdo con otro esposo: "... después de un tiempo llegué a la idea de animarla a que los hombres le den todo el sexo que ella pueda aguantar. No me importa que ella vaya con un hombre durante unas horas. De hecho, tengo que admitir que, en cierto modo me excita saber cuando ella sale con un hombre que se preparará con su ropa especial para la cita.

"Desde la perspectiva del marido, si es capaz de librarse de la mentalidad que impregna la mayor parte de nuestra cultura, el hecho de que ella sea perseguida por los hombres, hace a sí misma a disposición de los hombres, y con frecuencia se acuesta con otros hombres, e introduce un poco de competencia para él, lo cual hace que el esté más atento con ella. Esto puede fortalecer la voluntad del marido para "tratar este tema con su esposa".
"O bien, las cosas pueden moverse en la dirección opuesta, donde el marido siente que, hasta cierto punto, ya no es "suya", y puede encontrarse a sí mismo emocionalmente distanciándose de ella. Si estos sentimientos no son efectivamente tratados y resueltos, pueden dañar seriamente la relación.

No se les ayuda cuando el cambio de actitud que acompaña a ella (pero transitorio) es solo entusiasmo por los nuevos hombres en su vida y desprecio por su vida rutinaria.

Él puede fantasear acerca de ser un poderoso y seguro hombre sexualmente que ayudó a ella, y la obligó a liberarse de las inhibiciones sexuales. Algunos maridos saben lo emocionante que puede ser tener un nuevo compañero sexual por la experiencia.
El marido también puede fantasear acerca de tener una esposa que es, el deseo de otros hombres.

La perspectiva de la mujer.

Las mujeres tienen una perspectiva diferente de ser una hotwife, por supuesto. De acuerdo con una mujer, "Tengo una sensación de libertad en el disfrute de la compañía con los hombres y de no ser paranoica acerca de un marido celoso, o incluso estar preocupada por lo que la gente piensa. Si quiero hacerlo con un hombre, tengo la libertad para dejar que suceda. Al mismo tiempo, ella no quiere celos o el resentimiento de arruinar su matrimonio o amenazar la libertad inusual que le gusta, una libertad que ella sabe que de la mayoría de los esposos muy pocos estarían dispuestos a conceder. Por lo tanto, tiene que tener cuidado de ser totalmente abierta y honesta con su marido sobre sus amantes. Esto significa que no habrá conversaciones secretas o reuniones secretas con otros hombres.

El marido cornudo puede querer que su mujer anuncié su sexualidad con el uso de ropa reveladora. Por ejemplo, es posible que la acompañara a un local nocturno en una ciudad lejana y esta vista con su mejor ropa provocativa. En lugar de ser celoso, tener una esposa que es vista por otros hombres como sexualmente "caliente" puede proporcionarle un impulso del ego.
Por lo tanto, mientras que las motivaciones de hombres y mujeres pueden ser muy diferentes el objetivo final puede ser el mismo.

El marido tiene que adaptarse a que su esposa no será sexualmente en exclusiva para él. Él tendrá que lidiar con hombres de reuniones que han tenido o desean tener relaciones sexuales con ella. Para compensar cualquier pérdida de sospecha de su virilidad, el marido puede recordar a los demás de sus propias aventuras sexuales anteriores. Al mismo tiempo, para demostrar su falta de celos, puede admitir a los hombres que su mujer disfruta regularmente de relaciones sexuales con hombres diferentes, y es posible que incluso sutilmente él selecciona a los hombres.

De acuerdo a la experiencia de un hombre: "Me gusta poner las cosas en movimiento así sólo para ver qué pasa".
Lo que puede parecer indeseable es que el esposo o la esposa mientras estaban bajo la influencia de la testosterona, la libido o la fantasía, más adelante pueda parecer un gran error. El resultado puede ser el arrepentimiento y el alejamiento marital.
Es evidente que la idea del marido cornudo / hotwife está en contradicción con el condicionamiento cultural y las tendencias humanas hacia los celos y la posesividad.

Aun suponiendo que ambas partes estén de acuerdo en ir en esta dirección, la mayoría de la sociedad no lo estará. Con la mayoría de las personas todavía hay un sigma asociado a una mujer promiscua y un marido que deja a su esposa tener relaciones sexuales fuera del matrimonio. La mayoría de las personas que se enteran de esto van a responder negativamente a ambas partes. Esto puede ser un problema en un ambiente de trabajo donde el "carácter" es una parte del rendimiento en el trabajo y las consideraciones de promoción. (Una común actitud machista, con raíces en la "esposa como propiedad del esposo", dice noción de que un marido debe mantener a su esposa "bajo control", y si ella tiene asuntos "propios" que definitivamente no está "bajo control".)

Muchas parejas son capaces de mantener sus actividades sexuales privadas, para que puedan vivir sin el temor de que puedan ser descubiertas. Al mismo tiempo, los trabajadores autónomos que viven en las grandes áreas urbanas, o las personas que trabajan en torno a personas con ideas afines probablemente no tendrán este problema. Las actitudes sobre estos asuntos toleradas en países como Japón, hacen que uno se pregunte si van por el camino de la iluminación cultural de la sociedad de EE.UU. y esta va a estar dispuesta a aceptar relaciones abiertas. Parece que estamos en las primeras etapas de eso ahora.

Aunque la transición será sin duda desigual, si somos capaces de cambiar nuestro énfasis en el amor y el compromiso de mantener las relaciones en conjunto, en lugar de las doctrinas refutables sobre la exclusividad sexual que simplemente se adaptan a los celos e inseguridades, no sólo eliminaría mucho dolor, sino que eliminaría muchas de las "justificaciones" para la disolución de las relaciones.

39 comentarios:

  1. Muy bueno el articulo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante.

    Oye, y... ¿cómo o por qué esa referencia o distinción de los trabajadores autónomos?

    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Creo, porque un trabajador autonomo no tiene jefes o compañeros que puedan por algún motivo saber de su condicion de cuckold. Pero en realidad depende unica y exclusivamente de 2 personas, el y ella. Si las cosas funcionan para la pareja, creo sinceramente que funcionan bien.

    ResponderEliminar
  4. Hola soy una chica de 33 años,me parece muy interesante y ya era hora de que se realizase un estudio sobre algo que esta a la orden del dia aunque socialmente parece estar mal visto.Queria contar mi historia ya que yo personalmente disfruto del placer de hacer cornudo a mi marido.Todo comenzó hace como 3 años, por ese tiempo tenia varios pretendientes que me roneaban bastante pero yo tenia a mi marido y no me planteaba tener algo con otro.Mi marido sabia que algun compañero de trabajo queria tema y que alguna vez que salia con amigas se acercaba algun tio.No se como ni por que un dia hablando de sexo con el salieron estos temas y me confesò que cuando yo le contaba lo que me decia el compañero de trabajo y los tios,le resultaba excitante y comenzamos a fantasear.Cuando en una ocasion me lo planteò en serio a mi.me sentó mal, no entendia como podia quererme y a la vez desear que me acostase con otros.Mis amigas se quedaban a cuadros pero me decian que no fuese tonta y me liara con el que pudiese, que era una suerte y que si encima mi marido disfrutaba con eso!! Despues de leer sobre el tema bastante fuí consciente de la cantidad de tios que tienen esta fantasia, otra cosa es lo que se dice de cara al publico.Logicamente nadie sabe de nuestra vida sexual a excepcion de alguna amiga.En esos momentos nuestra vida sexual era mas bien flojita y de tanto decirmelo me entraron ganas a mi y decidimos dar el paso. Y menudo cambio!! Esto es una loteria y a mi como al resto de mujeres que tienen un marido asi nos a tocado el gordo !! Jaja Lo mas dificil es dar el paso, una vez lo haces engancha muchisimo!! Es una sensacion super excitante, hace poco me acosté con un pedazo de tio con 22cm de herramienta y muy gruesa! No sabia que existieran esas cosas jaja tengo claro que es sexo y punto, un polvo salvaje y vuelves a casa con una sonrrisa de oreja a oreja !! Y encima con tu pareja empalmado vivo.Tengo que decir que los cirnudos suelen ser sumisos y les gustan tmb esos juegos.Muchas chicas tenemos un lado dominante fuerte y es a esas a las que sobre todo les irá esta clase de relacion. A mi chico le llamo micropene y lo comparo con los demas tios! Extrañamente eso les pone mucho como dice el articulo, es como que tienen competencia por su hembra y se pinen a mil.A parte de esto lo pongo a limpiar la casa disfrazado de tia con minifalta y tanga jaja es graciosisimo,no se lo hago siempre pero si como castigo cusndo mira a alguna de mas por ejemplo y le hago fotos para mandarlas a alguna amiga de confianza y no veas que risa! El caso es que a el le pone todo esto!! Y de hecho el fué quien quiso ser mi cornudo sumiso.Que nadie piense que ne aprobecho o abuso de el pq siempre son cosas consensuadas,hacemos otras cosas como colocarle un casco con cuernos por la casa y atarle una cuerdecita a la po..y los huevos y le atamos algun objeto al extremo de la cuerda jaja muy gracioso.Luego tengo cuantas en algunas paginas de contactos donde conozco chicos mientras el me masajea la espalda...cosas asi.Esto ya es lo que pacte cada pareja, si quieren meter juegos de dominacion femenina etc.. Por supuesto que con el mantengo relaciones sexuales y lo quiero muchisimo, esto.lo vivimos como un juego que a activado muchisimo nuestra sexualidad y repito que es super excitante.un saludo y pido respeto y tolerancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una delicia leer sus experiencias y somos muchos los que compartimos, nosostros participamos en un selecto grupo donde somos presentados como cornudos y desnudamos a nuestras esposas las que cenan desnudas y son admiradas por otros hombres.

      Eliminar
    2. solo las parejas de cerebro superir pueden hacer eso,el cuckoldism es la quinessencia del amor.disculpe mi lingua,soy italiano y corno feliz de esposa latina...

      Eliminar
    3. Tiene toda la razón amigo. Solo es para personas de mentalidad super-desarrollada. Para las parejas amantes de esta modalidad del placer no existe la banalidad de los celos, sino que hombre y mujer se armonizan de tal manera que es imposible ni siquiera pensar en eso. Soy cornudo consentido desde hace más de 20 años. Antes mi pareja y yo teníamos constantes desencuentros, fuertes discusiones y llegamos incluso a separarnos por un tiempo. Pero después de introducirnos en el mundo cuckolding todo cambió para sellar definitivamente nuestra union. ¡VIVAN LOS CORNUDOS Y NUESTRAS AMADAS CORNEADORAS!!. PROBADLO Y VEREIS LOS RESULTADOS

      Eliminar
  5. Joder que morbo no?? Creo que voy a manipular a mi novio para que me deje calzarme a algun mulato tremendo juju

    ResponderEliminar
  6. Buenisimo articulo, yo lo practico con mi cornudo y desde entonces la relación va muchisimo mejor.Antes era bastante celosa y mi marido el tipico miro,ahora cuando se le ocurre girarse lo mas minimo lo tengo en casa paseandose con un casco de cuernos y no lo dejo ni masturbarse, y si lo hace tiene que ser en mi presencia y con el casco puesto jaja.Yo por el contrario me acuesto con quien quiera, eso si no suelo repetir con el mismo excepto cuando me encuentro con alguna polla de mas de 20 cm y muy gruesa,con esas hay que repetir y lo bueno es que mi pareja se pone malo y al mismo tiempo se pica un poco y de esfuerza mucho mas en la cama , esto es lo mejor que me a pasado nunca. Pruebenlo chicas tenemos el control jaja.

    ResponderEliminar
  7. Hola, soy una mujer de 29 años y quisiera consejo ya que no estoy segura de tomar esta decisio.Mi novio se pone pesado con esta fantasia y la verdad que ya hasta me gusta, a todas alguna vez nos a apetecido tirarnos a otro pero nos frenamos por respeto a nuestra pareja. Yo de momento lo unico que hago es tontear con tios por paginas de contactos pero no en real, cuando tonteo con ellos delante de el noto que se le sale el paquete y eso me empuja a lanzarme pero me da como miedo. Me gustaria que contaseis alguna experiencia real ok? Y eso de disfrazarlo de tia y lo del casco me gusta jeje y que limpie la casa.Todo son ventajas por dios, pero algo me frena, decirme vuestras opiniones please.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. Yo te recomendaría que te dejases ver por cam a algún chico de los que coqueteas en las páginas de contactos. Eso sí, siempre con tu chico delante para que no le den inseguridades... Así, poco a poco irás llegando a lo que buscas. Te lo digo por experiencia
      Un beso y disfrutad los 3

      Eliminar
  8. Madre mia pero esto es verdad? Yo que pensaba que mi novio era el unico raro. Pues creo que me voy a unir al club jaja. Buenisisisimo articulo

    ResponderEliminar
  9. empiezo mi relato que como digo es rigurosamente real, no he inventado nada, y si hay licencias literarias espero que no modifiquen el relato real.

    Somos jóvenes, al menos todavía, yo tengo 34 y mi mujer 31 años, estamos casados desde hace casi cuatro y antes fuimos novios durante 6 años. En total, 10 años como pareja, y nunca habíamos practicado nada fuera de lo considerado normal hasta que tuvimos una crisis hace poco más de dos años. La culpa la tuvo la rutina en la cama, y decidimos probar cosas nuevas. Al final la sumisión (siendo yo el sumiso de ella) fue de todo lo que probamos lo que mas nos llenó. Ella descubrió su lado mandón, y a mí me excitaba mucho verme sometido.

    Dentro de esa sumisión habíamos hablado muchas veces de la posibilidad de que ella pudiese acostarse con otros y yo tuviese que aceptarlo, tan solo mirando cuando ella quisiera y sin participar, ni siquiera masturbándome. Sería la mejor forma de culminar los procesos de humillación a que ella me sometía y que tan dura me la ponían a mí.

    Sin embargo, con el plan hecho no nos atrevíamos a dar el paso. Ella quería hacerlo, y yo ya había aceptado ser cornudo, pero nos costaba hacerlo real. Nos frenaba el entorno, que se enterase alguien que nos conociera... en fin, cierto miedo.

    Sin embargo, el verano pasado, estando de vacaciones fuera de España conocimos a dos chicos en la piscina del hotel que tambien eran españoles, los dos de 28 años. Al principio como iban solos creímos que eran gays, además que se veían muy cuidados, de gimnasio... en fin, yo habría jurado que eran gays.

    Nos caímos bien con uno de ellos (lo llamaré Rafa, aunque no es su nombre), sobre todo porque le gustó físicamente a mi mujer y aprovechó para hablar mucho con él, y durante dos o tres días siguientes fuimos casi inseparables los tres, porque a su amigo no le hizo tanta gracia nuestra compañía, y nos frecuentaba menos (por eso y porque además era el Mundial de Futbol y se subía a la habitación a ver todos los partidos, hasta los de países que ni conozco).

    Empezamos a ir con ellos a la playa también, y una tarde mi mujer hizo topless a petición de él, después de que le dijese que tenía unos pechos preciosos y que le gustaría verlos. Eso me excitó muchísimo. No lo había hecho nunca con amigos. Nunca. Esa noche mi mujer y yo hablamos de él antes de acostarnos y acabó diciéndome que empezase a asumir que iba a volverme a España con dos cuernos bien puestos, que allí no corríamos ningún riesgo y que en la playa, en una pequeña siesta, había soñado ya que follaba con él. Yo, también excitado, le dije que me encantaría, y que ella haría conmigo lo que quisiese, como siempre.

    El día siguiente fue cuando ella se decidió totalmente a actuar. No les vimos hasta la comida. Nos sentamos juntos y mi mujer empezó a hablar abiertamente de sexo. Primero con dobles sentidos y luego ya directamente, les dijo que mi presencia no era ningún problema para que ella disfrutase con quien le pareciese bien. Incluso mintió diciendo que yo era ya cornudo, y cuando él dijo que eso ya no se lo creía, me preguntó textualmente ¿Cariño, tú te molestarias si me follo a Rafa esta noche en nuestra habitación? yo dije que no, pero solo eso, así que ella me volvió a preguntar ¿A que realmente es lo que quieres que hagamos esta noche? Y de nuevo volví a decir que si.

    Después de aquello, el amigo de él se levantó y se fue, y él se lanzó y dijo que por él no habría que esperar a la noche. Pero mi mujer le dijo que no, que necesitaba volver morena a España, que subiríamos juntos después de la playa.


    ResponderEliminar
  10. Así fue. Tras la tarde en la playa, subimos los tres a nuestra habitación. Ella se duchó y pidió que pasara con ella al baño. El se quedó viendo la tele. En el baño yo pensaba que me diría si estaba preparado para hacerlo o lo dejabamos. Todo lo contrario. Me dijo que ahora iba a ser un sumiso de verdad, sin dejarme opción. Se duchó, salió con la toalla y nos dijo a los dos lo que quería de nosotros. De él quería que se duchase y de mí que bajase al bar del hotel a por hielo, para tomar unas copas del minibar.

    Cuando subí con la cubitera, los dos estaban en toalla, hablando.

    Mi mujer me dijo que les pusiera una copa a Rafa y a ella, pero para mí no. Yo solo podía beber agua. Lo hice y aun hubo otra ronda. Durante todo el tiempo ella se dedicó a contarle a Rafa algunas de las sesiones de sumisión que había tenido conmigo, y de cómo yo la obedecía en todo. El se fue excitando y se le notaba en la toalla, que a la altura de su ... hacía un efecto tienda de campaña bastante considerable.

    Fue cuestión de visto y no visto, mi mujer me pidió que le quitara la toalla a Rafa y que me sentase en la terraza, mirando a la cama con mi vaso de agua. Ella no se iba a quitar la suya y se lo dejó claro. Rafa dijo que adelante, se puso de pie, con ella sentada al borde de la cama, y yo le quité la toalla desde atrás. Ella entonces me dijo que me sentase ya y mirase como era una ... de verdad.

    No la tenía mucho mayor que yo, puede que un centímetro o poco mas, pero para ella suponía humillarme más, y el juego sabía que me gustaba mucho. Empezó a masturbarle, lento, cogiéndole la ... con una mano y los testículos con la otra. Con los testículos le gusta jugar como si fueran bolas antistress, y eso precisamente es lo que le hacía. Su ... ya no podía crecer más, estaba al tope, y las venas le iban a reventar. Se le veía durísima. Ella se dio cuenta enseguida y lo tumbó en la cama. Se puso entonces sobre él, con la toalla puesta, pero poniendo en contacto la ... de él con su chochito, que todavía no sabía que se había afeitado esa mañana, dejandose tan solo un hilito de pelo, incluso se le escapó un ¡qué dura está!, que me confesó luego que fue sincero, que no era por excitarme.

    Rafa intentó quitarle la toalla, pero ella dijo que no, porque había gente mirando. Se refería a mí, y yo estaba a punto de estallar, pero ya me había dicho ella que no podía masturbarme ni desnudarme o sacarmela.

    ResponderEliminar
  11. Ella siguió moviéndose como si estuviese penetrándola, pero sin que pudiese verlo. No sabía si lo estaba haciendo o no, pero por la cara de él, suponía que no, que todavía eran solo juegos. Enseguida Rafa comenzó a tocarle las tetas con una mano, por debajo de la toalla, y me dijo a mí directamente Tiene las tetas muy duras, como tus cuernos. Esa frase excitó mucho a mi mujer, que se quitó al fin la toalla. Era verdad, y tenía los pezones durísimos. Al quitarse la toalla, Rafa se dedicó a comerle las tetas durante dos o tres minutos, mientras ella se había tumbado y le cogía la ... a él con las dos manos, como un masaje suave. Mirándome, me dijo traenos un preservativo de los nuestros, cariño. Se le escapó el cariño, pero para mí fue igual de excitante y humillante. Me levanté, lo busqué en la maleta y se lo puse encima de la mesita, mientras veía de cerca como le cogía la ... a él y como él seguía repasándole las tetas.

    Ella le pidió a él que se pusiera el preservativo, era de los de sabores de frutas. Cuando pidió que fuese de los nuestros yo ya me imaginé que sería para hacerle una felación, porque los usamos para evitar el sabor a flujo vaginal cuando me la quiere chupar después de la penetración.

    Mientras se ponía el condón ella me miró y me dijo solamente cuatro palabras que tengo grabadas: veo nacer tus cuernos.

    Después de decirlo, miró fijamente la ... de Rafa, tremenda, durísima, y de color naranja con el condón puesto, y se la comió de golpe. La fue sacando poco a poco, y empezó una felación de las que yo conocía muy bien. Repasando y apretando mucho con sus labios, para evitar que perdiera sensibilidad por el preservativo, rozandole el glande con los dientes, y siempre sin dejarle los huevos tranquilos.

    En este momento podría omitir lo que sigue, pero sería mentiros.

    Comencé a sentir una especie de revuelto en el estómago, y no podía mirarlo. Me daban nauseas, y tuve que correr al cuarto de baño. Vomité, y mi mujer fue rápidamente a ver como me encontraba. Rafa se puso la toalla y vino también. Acordaron que él se iba, y mi mujer le dijo que lo sentía mucho.

    Después de 10 o 15 minutos me recuperé. Mi mujer me pidió perdón primero, luego intentamos dormir, pero no podiamos, hablamos mucho del tema, y finalmente quien le pidió perdon fui yo.

    Al día siguiente me levanté temprano. Dejé a mi mujer durmiendo y fui a la habitación de Rafa, pero no había nadie así que supuse que estarían desayunando. Bajé, y encontré a Rafa con su amigo. Me senté con ellos y me disculpé con él por lo de la noche de antes. Él me dijo que lo entendía, y que si prefería que lo hablasemos a solas. Le dije que no, que hablaría estando los dos. Simplemente le dije que esa tarde yo me iría a la playa a las 4 y no volvería hasta las 7 o las 8. Que mi mujer se quedaría en el hotel, y que podrían estar juntos sin que yo viese nada, que podrían bajar a la piscina, o ... que eso ya no sería asunto mío. El me dijo que no, que no quería causarme problemas, y que era mejor olvidarlo. Y yo le volví a decir la hora: de 4 a 7, en nuestra habitación, si él quería, ella estaría esperándole.

    Subí entonces a mi habitación y le dije exactamente lo mismo a mi mujer. Le dije que quería ser cornudo, que la había visto disfrutar y que no quería ser un obstáculo en eso. Que mi puesto con ella era el de un cornudo sumiso.

    A las 4 me fui. Volví a las 7. Rafa acudió a la cita, como imaginaba. Cuando llegué ya se había ido, pero mi mujer me agradeció mi sacrificio con una mamada llamándome su buen cornudo, y contándome con todo lujo de detalles los dos polvos que habían echado, lo bueno que era en la penetración, su aguante y que si se hubiese podido enamorar de una ... habría sido esa. Todo mientras se sentía orgullosa de que fuese la primera vez que chupaba dos ... distintas el mismo día.

    ResponderEliminar
  12. Desde entonces, han pasado varios chicos por su cama, y casi siempre lo he visto. Luzco mis cuernos con ella porque sé que han revitalizado nuestro matrimonio, y porque ella es la mejor ama posible conmigo.

    ResponderEliminar
  13. Para empezar me presento como domina de 35 años , tengo años de experiencia en temas de dominación femenina y todo gracias a mi pareja y padre de mis hijos.
    Para aquellas a las que les corroe la tentación les diré que se dejen llevar y disfruten del sexo con toda su intensidad, dejen de cohibirse por lo que supuestamente esta bien o mal y piensen que es vuestra pareja la que consiente y no solo eso sino que además disfruta ¨.Las mujeres que tenemos la gran suerte de estar con un hombre al que le va la sumisión y el ser un carnudo es como bien decía una de vosotras, una lotería pero hay que saber llevarlo y estar muy seguros ambos los dos; es decir no tienen que existir secretos en la pareja , todo deben contárselo y en mi opinión debe haber sexo en la pareja ya que este aumenta en intensidad y pasión por el morbo de la situación , mi pareja a llegado a correrse mas de 8 veces en una noche de lo excitado que se encontraba tras contarle lo que había hecho con un amante.
    Respecto a los juegos de sumisión están muy bien los que habéis puesto aunque yo me baso mas en mano dura ,castigos ataduras etc.. por ejemplo le pongo unas esposas desnudo y boca abajo en la cama y le pellizco y azoto el culo hasta que me canso siempre con unos limites claro esta, lo de las pinzas también las uso en sus pezones o huevos y se excitan mucho, aconsejo muy importante usen cinturón de castidad para controlar sus eyaculaciones , esta comprobado que un sumiso obedece muchísimo mas cuando esta un par de días a dos velas. No sabéis lo que puede llegar a hacer un sumiso por sexo jaja. Podría contarles una anécdota aunque es un poco perversa no deja de ser un juego.Pues bien mis amigas sabían de los juegos que tenia con mi pareja y después de que mi pareja se le fuese la vista al culo de una amiga!! Cosa que me enfado muchísimo, estaba claro que tenia que castigar al sumiso ya que tiene prohibido mirara a otras cuanto más a una amiga. Pues bien precisamente esta amiga a la que miró el culo me propuso que fuéramos a mi casa a emborracharnos las 3 mejores amigas de toda la vida y disfrazar a mi sumiso de chica para que nos sirviera las copas y demás toda la noche en casa , me parecía complicado pero después de castigarlo 4 días sin sexo y con una copita de mas lo conseguí ,estábamos allí mis tres amigas y nosotros dos y en un momento mi amiga me hizo una señal a los que me aparté del salón con mi pareja para disfrazarlo de tía , previamente ya lo habíamos comentado allí entre copas mis amigas y yo delante suya , mis amigas le decían que era un juego que se disfrazase y tal y el pobre coloradísimo jaja pero accedió y la verdad que fue una de mis mejores noches, mi pareja allí con minifalda y tanga, mis amigas le hicieron agacharse etc.. L verdad que me pasé un poco pero se lo merecía. Al margen de esa anécdota aconsejo tengáis unas normas y si estáis comenzando podéis realizar un contrato de ama-carnudo sumiso y hacer un periodo de prueba , al principio aconsejo que lo hagáis con tios a los que no volváis a ver , por ejemplo salir de fiesta con amigas fuera de vuestra ciudad, o en un viaje con vuestra pareja etc..

    ResponderEliminar
  14. Otros juegos que podéis realizar antes de dar este paso podría ser fantasear con ojos vendados de que vuestra pareja es el amante e incluso gritar su nombre etc.. al principio costará mas pero luego sale bien y si bebéis algo mejor.
    También podéis masturbaros con un consolador y hacerle al sumiso que lo chupe cuando terminéis o a medio para que sepa quien manda y que antes que su pene están los de vuestros amantes, si se niega le decís que no habrá sexo, existen muchos juegos, buscar información por Internet o comprara algún libro de dominación femenina.
    Aparte de todo esto podríamos hacer una extensa lista de beneficios para la chica domina al tener un sumiso carnudo :
    --No os a pasado de estar arreglándose y que sus parejas a los 10 minutos esten como los niños? Y cuanto te queda? Pues estas a una hora para arreglarte!!
    chicas esto ya no sucederá, ahora sois el centro de todo y mientras os arregláis el estará con los niños o arreglando la casa ¡! Tenéis que mandarle con autoridad pero con cariño, no se trata de maltratarlo y pasarse, por ejemplo a la noche si quieren masajes le ordenan , ahora te vas a tirar una horita haciéndome masajes y luego recoges mi ropa ¡ eso no quita para que un día hagas tu las cosas y el descanse.
    También lo podéis llamar en femenino, si se llama José le llamáis Josefa y en cuento a su miembro podéis descalificarlo por ejemplo al mió le digo espagueti por que la tiene muy fina y sabe que necesito a un macho con una polla muy gorda para que me lo haga de forma salvaje y a el le pone muchísimo. Que no se piense que se abusa de ellos porque les excita una barbaridad y yo nunca haría nada sin su consentimiento, que quede claro que debe ser todo pactado y por lo demás solo deciros que disfrutéis muchísimo chicas. Cualquier pregunta aquí me teneis.
    Por cierto un relato genial el anterior !! eres un cornudo excepcional jajajaja

    ResponderEliminar
  15. yo no sabia que existían ese tipo de matrimonios hasta que un amigo me pidió que fuese el amante de su esposa, al principio pensé que estaba loco y que era una broma, pero cuando vi que era en serio pues nos sentamos a conversar, fui el amante de su mujer por 2 años, fue la mejor relación que he tenido,siempre hubo mucho respeto y yo sabia mi papel de corneador,a veces nos grabamos o tomamos fotos para que su marido las viera fue espectacular esa relacion lastima que se mudaron para Colombia, un saludo desde Caracas Venezuela..

    ResponderEliminar
  16. Tan sólo saludas a todo el foro y decir que el mensaje anónimo que publicó alguien por entregas el pasado 4 de mayo se corresponde a un mensaje original mio, un relato en la web morbocornudos. No me importa que se lo apropien, pero sí que no citen que no es suyo y lo cuelen como vivencia de otro. Esa mujer maravillosa que conoció a su primer amante en ese hotelito es la mia, y ese cornudo que ahi nació soy yo. En fin, un saludo de marangun.

    ResponderEliminar
  17. Pues queda dicho. No se que interes pueda tener alguien en apropiarse e las vivencias de otro. Pero ahi queda tu aclaracion.

    ResponderEliminar
  18. Sin duda, llevar bien puestos los cuernos, parece que causa envidia!!
    Será porque es una delicia que la mujer se convierta en una ama y se dé gusto con su libertad natural!
    Adiós misoginia y celos ridículos. Que gocen con quienes quieran y nos den el néctar del cornudo real.
    Roberto, con cuernos espléndidos.

    ResponderEliminar
  19. Mi esposa y yo tenemos un año de casados y un año y medio dentro del medio swinger —comenzamos siendo novios. Desde nuestro primer encuentro con una pareja yo decidí que lo mío era el candaulismo. No me interesa estar con otras mujeres —y vaya que las hay hermosas en el ambiente—, sino mirar a mi mujer fornicar con otros hombres que sean mucho más atractivos, dotados, altos y fornidos que yo. Desde muy al principio decidimos que ella era una hotwife y yo un cuckold.
    Mi esposa vive en París y yo vivo en la ciudad de México, y durante esas temporadas que pasamos separados entramos en celibato absoluto, estimulando nuestra sexualidad por medio de los videos que tenemos de sus encuentros con otros hombres, dando mantenimiento a nuestras redes sociales swinger y fantaseando o jugueteando con nuestra condición de matrimonio cuckold en nuestras conversaciones por Skype. Catalogamos a los corneadores que nos han acompañado, fantaseamos con encuentros futuros o nos contamos fantasías. En lo personal espero que un día mi mujer pueda buscarse a sus corneadores por cuenta propia, pues en este momento soy yo el que siempre lo hace y ella no desea estar a solas con otro hombre, a pesar de que yo quisiera. De hecho le he pedido que para mi siguiente cumpleaños salga a bailar con uno de los corneadores que más le gustan de todos los que nos han acompañado en nuestros Gang Bangs —en los que mi mujer ha fornicado hasta con 9 hombres a la vez—. De ahí me encantaría que se fueran ellos a un hotel y me manden fotos, se tomen video y me llamen por teléfono mientras cogen. Simplemente he encontrado en mi mujer todo lo que yo necesito sexualmente y, curiosamente, entre más ella incurra en puterías, más necesidad de serle fiel siento yo.
    Agradezco mucho que existan blogs como este porque es fascinante leer sobre casos similares al nuestro. Yo no soy un cornudo sumiso y no encuentro excitante el vestirme con prendas femeninas o, incluso, llegar a mamar la verga del corneador o beber su semen de la vagina de mi esposa. Me gusta más bien ser cornudo consentido y conseguirle a ella sus amantes, comprarle la lencería que usará en sus encuentros y grabar o fotografiar mientras ocurren. Por el momento este es un juego en tandem, más por decisión de ella que mía. Espero en el futuro ella pueda soltarse para estar sola con el hombre que le venga en gana.

    Por cierto… Yo ya había leído en otro sitio el relato escrito en partes. Qué bajeza robarlo y ni dar crédito. Ni modo, así es la gente mediocre.

    Saludos y gracias.

    Miau Miau (mi hotwife) y Mr M (su cornudo)

    ResponderEliminar
  20. Uffff. Yo que llegué a pensar que era realmente un pervertido sexual cuando le propuse a mi mujer que queria verla culiando con otro hombre. De esto hace 30 años. Imaginense. Hoy tengo 60 años y extraño mucho aquellos deliciosos momentos cuando ella traia a la casa a un amante y en nuestra propia cama matrimonial se echaban una revolcada monumental...yo mientars tanto los observaba desde un cuartico (una especie de biblioteca) que tenia dentro de la habitacion...pero de verdad yo pensaba que aquello era inedito. Ahora me doy cuenta que son muchas las personas que disfrutan de este tipo de relaciones claro con sus variables...asi que que viva el sexo cuckolding y que vivan las mujeres por ser tan lindas (un poquito zorritas...pero bellas ja ja ja )

    ResponderEliminar
  21. Maravilloso articulo y el blog en general. ¡FELICITACIONES!. Y sigan adelante con el interesante tema de los cuernos que nos ponen nuestras divinas y bellas mujeres.

    ResponderEliminar
  22. Tambien me sumo a las felicitaciones. El morbo y placer que causa ser cornudo es muy excitante. Mi esposa no me deja ni siquiera tener pareja, pero ella puede follar con quiera. Espero el momento de ver como se la chupa a su amante y despues ver como la penetran. De los cuernos me entere hace poco. pero mi esposa me comento que los tengo hace algunos años atras. me costo asumirlos pero los acepte. nos llevamos muy bien en la cama. ella quiere todos los dias sexo. obviamente yo solo no se lo puedo dar. saludos Fran fotosprivadaanet@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una excitación maravillosa cuando te enteras que has sido cornudo desde mucho antes ! A mi no me costo mucho aceptarlo porque se me paro como nunca. Aceptarlos así siendo fiel a ellas y reconocer que no se les puede dar todo lo que ellas necesitan en la cama hace muuuy placentero encontrarla mojada, la cama y su vagina llena.

      Eliminar
  23. Animo a los que deseen dar el paso
    yo soy un consentidor y con mucho placer

    ResponderEliminar
  24. Necesitáis un médico, pero uno de verdad, no el pusilámine que escribió la arriba asquerosidad.
    Id a ver la cabeza, si no habéis llegado a la madurez emocional (la intelectual la damos por lograda, en fin) a vuestra edad es que tenéis un problema serio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Con tu respuesta tú si demuestras estar en la madurez emocional. Gracias por tu enorme respeto a la libertad. Y no creo que tenga que añadir nada más.

      Eliminar
  25. Buenas, ante todo felicitaciones por este blog y a su realizadora. Os explico mi caso: Hace ya 13 años que convivo con mi mujer y tenemos dos niñas preciosas. El año pasado nos casamos al fin y tenemos una relación muy buena, nos queremos muchísimo y discutimos lo normal. En cuanto al sexo lo practicamos una media de dos veces por semana y intentamos variedad pero ya hace un año, un poco antes de la boda, me acuerdo que iba en coche sólo después de un dia agotador de trabajo y empecé a fantasear que se follaban varios hombres a mi mujer y se corrian en su cuerpo etc. Mi pene se puso como una piedra y casi que tenia que concetrarme para no tener un accidente :D Pasaron los meses y la idea estaba allí perfilándose y amasándose hasta que un dia quedamos con unos padres del cole de una de mis hijas. Observé que ella reia con el marido y se notaba que se caian muy bién pero no creo que se gustasen, no lo sé. Su mujer sí que es bastante atractiva pero en ese momento solo los veia a los dos. Si me excité? No, sufrí. Pero ahora, viéndolo en perspectiva me hubiera gustado enfocar esos sentimientos de celos en excitación. De hecho sí encontré muy excitante que el hombre en cuestión encontrara deseable a mi mujer. Hace ya unos dias que me ha vuelto la fantasia y con mucha más fuerza. Tengo pensamientos de dejarme someter por los caprichos de mi mujer y hacerla gozar como ella quiera y sólo con esa idea noto que mi pene va hinchado muchas horas al dia y por la noche incluso me cuesta conciliar el sueño pensando en hacer un trio o simplemente en complacer los designios de mi mujer. El otro dia le comenté que si encontraba a un hombre atractivo que me lo dijera ya que yo miro a otras mujeres y a veces me pilla. Como si fuera una especie de castigo. Ella me vió que tenia una erección y vi que ella estaba chorrenado, es como si la hubiera excitado la libertad que le daba y eso me puso mucho. Hay que decir que yo tengo un currículum de celos con ella y que soy bastante posesivo, lo reconozco, pero últimamente es como si quisiera liberarme de estas angústias explorando el mundo de los cornudos consentidos. Al hombre que ha escrito diciendo que estamos (o estays porque yo aún no he hecho nada de momento) enfermos, decirle que lo triste es no tener ni tan solo la fantasia porque el estado de excitación es muy elevado. Ayer por ejemplo, hicimos el amor después de hacer bastantes preliminares en los que yo le hacia cosas que sé que le gustan y nunca le hacia y luego al follarla me imaginaba que no era yo y empecé a tener microorgasmos en los que eyaculaba poco pero de forma continua hasta estallar! Perdonad por este grafismo en mi relato pero es que fue muy importante para mí. No sé hasta dónde llegará esto y estoy muy lejos de ser un cornudo al que no le importe ver que su mujer está con otro hombre en entrega absoluta pero la idea me excita! Es una ambivalencia. Lo que me atormenta es ver que no soy su preferido sexual y por eso creo que no estoy preparado. Por ahora sólo aceptaria que se la follaran delante mío y si ver casi la cara del hombre o que este no sea muy agraciado, no se, estoy bastante confundido. Gracias por leer mi relato y mis dudas!

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tu opinion. Seria interesante saber que opina ella al respecto.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Hola Alicia,
    Mi pregunta es la siguiente, mi mujer se va a acostar por primera vez con otro sin estar yo delante, pienso en el tiempo que pasará para que vuelva a cada y se q se me hará interminable, me dais un consejo que hacer mientras tanto.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  28. Un par de buenas peliculas? No dramaticemos por favor ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es la primera vez!!!! como que no dramaticemos???. Yo acabo de pasar por esa experiencia y debo decir que fue muy difícil. Pese a querer que aquello pasará, no por ello fue sencillo de afrontar.

      Me ayudaron dos cervezas y dos cigarrillos... y bueno..... una masturbación me ayudó también a calmarme.

      Eliminar
  29. Hola, muy buen artículo... hace unas semanas lo encontré y lo leímos con mi esposa. Por fin ella se atrevió a dar el paso (era algo que veníamos hablando hace tiempo). ella ha estado a solas con su corneador, pero cuando llega a casa me cuenta en detalle lo bien que lo pasó. Siento que ha mejorado nuestra convivencia

    ResponderEliminar
  30. hola soy Chilena, 42 años, casada hace 20, y hotwife hace 2. La verdad fue mi esposo el que me presentó este mundo, y lo hizo para salvar una crisis de rutina e insatisfacción sexual. Fue una verdadera prueba de amor de parte suya, y me ha hecho que lo ame aún más.

    No fue un proceso fácil, pero he aprendido a vivir y disfrutar la sexualidad plenamente, ojala quienes lo están pensando se den la oportunidad de hacerlo

    besos
    Carla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carla, que bueno puedan desenvolverse en ese fantástico mundo. Con mi esposa solo lo hemos hecho hablando y jugando, pero nunca real. Lástima.

      Eliminar

¿Qué te ha parecido este artículo?
Opina sin censuras pero con respeto.
No se admiten insultos.
No se admite la publicación de telefonos ni emails de contacto.
Los comentarios pueden tardar 48hrs en aparecer publicados. Compruebalo.

Ultimos comentarios